Lic. Guillermo Vargas Siles
Especialista en finanzas y administración

Socio director Vargas Vargas & Asociados

Teléfono 2240-3968/ 2240-3969

La pandemia ha cambiado los modelos tradicionales de hacer negocios y la hostelería no está exenta de esta situación, la industria hotelera normalmente esta acostumbrada a las temporalidades provocadas por situaciones climáticas, tiempos de óseo de los países consumidores de nuestra oferta hotelera, pero a pesar de todo esto se mantenía un ciclo lo que permitía definir las finanzas anuales de un hotel.

Hoy en día además de esta circunstancia se debe incluir las restricciones gubernamentales, mayores índices de desempleo, brotes de la pandemia en diversas partes del mundo, lo que provoca que el manejo económico de una empresa turística se torne más incierto.

Por estos factores es por lo que toma relevancia mantener algunos riesgos asociados a la hostelería en control y que la parte operativa se trabaje con una mayor planificación:

  1. Riesgo reputacional:

El riesgo reputacional es el asociado al deterioro de la imagen que pueden tener los clientes, empleados, accionistas de un negocio o marca, hoy en día una de las mayores amenazas que se mantiene  es fallar en el cumplimiento de las normas sanitarias y de higiene con el fin de evitar el contagio del COVID 19, este riesgo se puede traducir en pérdidas en el punto de venta, en una viralización negativa en redes sociales a través de malos comentarios o inclusive que nuestros proveedores de servicios agencias de viajes u operadores turísticos no quieran enviar clientes a un hotel en específico.

El riesgo reputacional es un riesgo que se puede considerar estratégico por lo que es vital administrar el mismo para mitigar sus efectos ante alguna situación fuera de control.

En este caso se debe reflexionar y cuantificar que puede ser más caro el no cumplimiento de las normas sanitarias y mantener altos estándares de limpieza que un efecto en cascada de criticas o comentarios negativos en redes y demás medios sociales de transmisión de información.

  1. Riesgo de liquidez:

El riesgo de liquidez es la incapacidad de cumplir con el pago de las obligaciones, este riesgo se ha incrementado en muchas empresas debido a la incertidumbre de lograr sus objetivos de venta y de visitación de clientes, este puede provocar que la posición financiera de un negocio no sea la adecuada ya que se puede caer en el incumplimiento con proveedores, lo que puede provocar la falta de insumos o servicios, bancos causando la recalificación de créditos o incluso el no poder acceder a dichas líneas de crédito, el pago de obligaciones gubernamentales como el pago de impuestos, o el no mantener el dinero para el pago de la nómina.

Es por este motivo que se debe llevar estrictos controles de la liquidez y el correcto uso del dinero con prácticas como lo puede ser la renegociación de créditos con condiciones más favorables, la racionalización de las compras, la correcta planificación de proyectos estructurales, el pago puntual de deudas que generan intereses para no incrementar la deudas que se mantienen, una administración del revenue management que provoque un flujo contante de clientes, la implementación de flujos de caja de control, renegociación de condiciones contractuales con proveedores, algunos hoteles mantienen contratos fijos con abogados, empresas administradores y otros servicios que representan costos fijos al hotel, siendo necesarios en este momento valorar cualquier contrato que implique un pago fijo.

  1. Planificación financieras y contabilidad de calidad:

Bien se sabe que la información se ha convertido en uno de los activos más valiosos de toda empresa, por lo que en un momento donde se deben estar dando golpes de timón para asegurar la continuidad de los negocios toma protagonismo la información financiera y la contabilidad de calidad, ya que la misma facilita la toma de decisiones estratégicas, el conocer cuales han sido las inversiones de mercadeo más acertadas, cual es la preferencia de consumo de los clientes, cual es monto del fondo de maniobra, cual es la capacidad de endeudamiento, o como un incremento en un gasto influye en las finanzas de un hotel.

Se debe tener claro que esta información no es accesoria y por el contrario se debe convertir en datos que se deben evaluar y dar seguimiento.

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, todavía se mantiene una situación frágil y la recuperación de la industria turística no va a ser inmediata ni fácil, considerando que los niveles previos a la pandemia se podrían alcanzar hasta el 2024.  Alrededor de 90 destinos turísticos a nivel mundial se mantienen cerrados total o parcialmente apunta la OMT, lo que puede tomarse como una oportunidad para aumentar la clientela, pero a la vez es un recordatorio de que se debe reforzar las medidas de salud para no caer en un caos sanitario.