Por Lic Marco Vargas Siles

Uno de los quebrantos de los procesos de exoneración en diversas sectores empresariales es el incremento en los costos de estas empresas, el IVA se conceptualiza como un impuesto plurifasico en la que cada etapa del proceso recibe un adicional de valor hasta llegar al consumidor final y el pago de impuesto al valor agregado tiene que ser soportado por este, no obstante lo anterior los sistemas de exoneración rompen este sistema de traslación de valor y generan un incremento en los costos de algunos negocios.

Click here to learn more


En el caso particular del régimen de tributación simplificado, este se encuentra exento de impuesto sobre las ventas y la forma de tributar se fundamenta en un porcentaje sobre el total de las compras y según la nueva ley otras variables como mano de obra, pero que pasa cuando las compras crecen en valor por adicionan bienes y servicios gravados con este impuesto y este contribuyente no puede trasladar jurídicamente este incremento, existe un incremento en los costos automáticos. Según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo en Costa Rica existen alrededor de 40.800 contribuyentes inscritos en el régimen de tributación simplificado. Según estimaciones realizadas en diversas empresas inscritas en este régimen la reforma eventualmente significara un 4% de costo adicional en este tipo de contribuyente. Un elemento usual en estas empresas es que mantienen bajos márgenes de ganancias entre un 5% a un 8%, por lo que el incremento en el costo afectara sensiblemente el flujo de caja de estos negocios.