Por Lic. Marco Vargas Siles Contador Público-Especialista en Materia Tributaria, Financiera y Contable. Socio director de la Firma Vargas Vargas & Asociados

La factura electrónica fue en particular para el 2018 una pesadilla para muchos contribuyentes que se vieron obligados al uso de una nueva tecnología que busca mejorar el control tributario sobre los contribuyentes, no obstante, y como es de esperar ante una nueva tecnología existieron múltiples situaciones no previstas y las cuales generaron muchas dudas entre los contribuyentes al punto que si se consulta los oficios generados entre el 2018 y 2019 en turno a la factura electrónica son más de 150 oficios.

Click here to learn more

Ya muchos creíamos empezar a tener una estabilidad con respecto a este nuevo control tributario; la Administración Tributaria anuncia su nueva versión de factura electrónica (Versión 4.3) la cual será obligatorio a partir de julio del 2019, coincidiendo con la entrada en vigencia de los títulos I y II de la ley de fortalecimiento de las finanzas públicas. Esta nueva versión trae una multiplicidad de cambios entre las cuales podemos resaltar:
1. Se incluye un nuevo espacio en el detalle de la mercadería y servicio el cual tiene que ver con las contribuciones parafiscales y otros cargos que eran usuales incluir en las facturas de papel, la falta de este espacio generó diversas situaciones en cargos que eran usuales trasladar mediante la factura en las diversas relaciones comerciales, tal es el caso del 10% del impuesto de servicios, costos de exportación, gastos legales entre otros.

2. Se adicionan nuevas unidades de medidas que tiene que ver con la ley de fortalecimiento de finanzas públicas y la falta de estas unidades en la anterior versión tal es el caso de los alquileres de uso habitacional, alquiler de uso comercial, comisiones, intereses, se empieza hacer la distinción entre los servicios profesionales y servicios personales, por lo que es de predecir que se traslada el control fiscal a los contribuyentes de nuevas obligaciones.

3. Se crea una nueva serie de documentos nuevos los cuales no estaban contemplados anteriormente en la versión 4.2 los documentos existentes eran 9 documentos, entre los que se encontraban la factura, las nota de crédito y débito entre otros, sin embargo se incluyen nuevos documentos a partir de julio que van a obligar a los contribuyentes a la atención más detallada de las diversas situaciones tal es el caso de la factura que sustituye la factura rechazada por el Ministerio de hacienda (10), factura rechazada por el receptor del comprobante (11) sustitución de factura de exportación, incluyen el documento facturación mes vencido tal es el caso de los servicios públicos los cuales facturan los primeros días del mes, sin embargo los ingresos pertenecen al mes anterior.

4. Asimismo, se crea toda una codificación para las diversas tarifas de IVA al punto que se crean 8 códigos que incluyen las tarifas transitorias que contempla la ley

Estos son solo algunos de los cambios que contempla esta nueva versión de factura electrónica, es claro que la factura electrónica seguirá siendo uno de los temas que nos obligara más atención y procesos de control fiscal por parte de la administración tributaria, ya que es predecible que esta nueva información busca controlar y generar información de valor fiscal para la administración tributaria.